CURA DEL MAL ALIENTO

cepillarse los dientes para curar el mal aliento

COMO CURAR EL MAL ALIENTO

El mal aliento es un problema de salud común en la sociedad. El olor ofensivo de la boca puede deberse a varias causas y razones. La razón principal es la presencia de bacterias anaeróbicas en la biopelícula que se forma en la lengua. Estas bacterias degradan las proteínas presentes en los alimentos y producen algunos gases ofensivos como el sulfuro de hidrógeno y el skatol.

El mal olor de la boca en la madrugada se observa en casi todas las personas. Esto se puede controlar manteniendo la higiene oral. Incluso después de limpiar la boca, algunas personas pueden sufrir mal aliento debido a algún problema en la boca o en las áreas cercanas. Algunas enfermedades generales también pueden producir mal aliento. Se debe identificar la causa exacta y se debe tratar en consecuencia. Aquí se analizan algunas medidas comunes para curar o reducir el mal aliento.

1) Higiene oral:

La boca debe mantenerse limpia después de cada comida para reducir la acción bacteriana. Después de comer se deben hacer gárgaras con agua tibia, es muy esencial. Incluso después de que se coman pequeños alimentos como bocadillos, dulces,las limpiezas con agua, se deben cepillar dos veces al día. Se dice que el cepillado temprano en la mañana es por la belleza y el cepillado a la hora de acostarse es por la buena salud.

2) Técnicas de cepillado:

Se debe seguir la técnica normal de cepillado para obtener un mejor resultado. Muchas personas se cepillan vigorosamente causando daños en las encías. El cepillado después de cada comida y bebida puede dañar el esmalte. Las cerdas del cepillo de dientes deben ser suaves pero lo suficientemente fuertes como para eliminar las partículas de alimentos de los huecos. La dirección del cepillado es lo más importante. Los dientes superiores deben cepillarse hacia abajo y los inferiores hacia arriba. Esto es aplicable tanto a las superficies internas como externas. Luego viene la corona de los dientes; aquí se realiza el cepillado en dirección anterior y posterior, manteniendo el cepillo en la misma dirección. Esto es aplicable tanto a los dientes superiores como a los inferiores.

3) Limpieza de la lengua:

Una capa blanca o amarillenta en la lengua puede causar mal aliento. Esto está más marcado en la mañana y debe eliminarse dos veces al día con la ayuda de un limpiador de lengua. El limpiador de lengua debe usarse suavemente sin dañar las papilas gustativas en la lengua.

4) Palillos:

Los palillos son unas pequeñas tiras de madera o plástico con un extremo puntiagudo. Se utilizan para eliminar las partículas de comida alojadas entre los huecos. Muy útil después de comer carne y pescado. Deben usarse con cuidado para evitar dañar las encías.

5) Gárgaras:

Después de cada comida, hacer gárgaras con agua tibia es útil. Para un mejor resultado, se disuelve una poca sal común en el agua tibia. Hay diferentes tipos de enjuagues bucales disponibles en el mercado con diferentes nombres comerciales. Hacer gárgaras con enjuague bucal también puede reducir el mal aliento.

6) Hábitos alimentarios:

Se sabe que los alimentos que contienen proteínas producen mal aliento. Ejemplo: carne, leche, pescado, huevos, etc. Si se toman estos artículos alimenticios, es esencial una limpieza adecuada. Se sabe que algunos artículos alimenticios producen un olor particular que puede ser desagradable para otros. La cebolla cruda es el mejor ejemplo. Se dice que una manzana al día mantiene al médico alejado y una cebolla cruda al día mantiene a todos los cuerpos alejados. Los pequeños alimentos que se ingieren también pueden causar mal olor (nueces, fritos, etc.). La regularidad en el tiempo de alimentación es lo más importante.

7) Ingesta de agua:

La sequedad en la boca puede ser una condición favorable para la actividad bacteriana que resulta en un mal olor. Se necesita saliva para mantener la boca húmeda y reducir la proliferación bacteriana. La producción de saliva está estrechamente relacionada con el equilibrio hídrico del cuerpo y, por lo tanto, se debe tomar una cantidad suficiente de agua para mantener la producción de saliva.

8) Ambientadores bucales:

Los refrescantes de boca naturales y artificiales pueden reducir la intensidad del mal aliento en cierta medida. Los artículos picantes se usan comúnmente para este propósito. Masticar especias como el clavo, la semilla de comino, el cardomom, la canela, el jengibre, son útiles. Todos los cítricos pueden reducir el mal olor. En el mercado hay disponibles productos para la boca y chicles. Estos productos también son útiles, pero algunos pueden causar daños, por lo tanto, deben usarse con precaución.

Si las cosas anteriores no funcionan, ¿qué hacer?

Considera lo siguiente:

1) Eliminar la causa:

El mal aliento es común en algunas enfermedades generales y sistémicas como diabetes, fiebres, trastornos gástricos, enfermedades hepáticas y etc. Al eliminar o reducir la causa principal, el mal aliento desaparecerá automáticamente.

2) Medicina moderna:

Si el mal aliento se debe a una infección, los antibióticos adecuados, los medicamentos antimicóticos o antivirales ayudarán. Si se debe a alguna afección inflamatoria crónica o autoinmune, también se pueden usar esteroides. También se pueden usar tabletas productoras de saliva.

3) Limpieza dental:

La limpieza dental realizada por un dentista puede eliminar las placas dentales y el sarro. Esto puede reducir la severidad del mal aliento. Visite al menos a su dentista una vez al año.

4) Relleno de caries:

Debido a que la caries es una de las principales causas del mal aliento, debe ser rellenada por un dentista. Anteriormente se usaba amalgama de plata, hoy en día se reemplaza por estera sintética.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies